Danza del Tigre y el Venado, y el Señor de la Caridad

Danza del Tigre y el Venado, y el Señor de la Caridad

La Danza del Tigre y el Venado, también conocida como la «Mascarada del tigre y el venado», es una danza folklórica, que se realiza durante los meses de abril y mayo dentro de las fiestas en honor al Señor de la Caridad y del Día de la Cruz en el municipio de San Juan Nonualco.

Esta manifestación cultural es la representación del milagro concedido por el Señor de la Caridad, que cuenta la historia de un matrimonio que ve amenazadas sus vidas al salir de caza.

En la representación de la danza, participan cuatro danzantes y un tamborero; los personajes son: El viejo, la vieja, el tigre y el venado. La danza inicia con el sonido del tambor y con pasos avanzan los personajes simulando una escena de caza.

El tigre persigue al venado emitiendo rugidos y movimientos de ataque, el venado grita y agita el cuero que lleva encima de su cuerpo y esquiva al tigre. El viejo y la vieja también son acechados; con las armas que lleva el viejo (fusil) y la vieja (arco y flecha) persiguen al tigre con dificultades y enfrentamientos para darle muerte; El tigre se lanza sobre el venado tirándolo al suelo quedando sobre él.

La vieja aprovecha para dispararle, dejándolo muerto y esta acción permite al venado escapar; El viejo y La vieja examinan al tigre para asegurarse que está muerto; La vieja le da el tiro de gracia y el tigre se mueve simulando los últimos estertores. Al venado se le deja vivo ya que representa el milagro cumplido que el Señor de la Caridad les envió para salvarlos.

Posteriormente, da inicio el descuartizamiento y reparto el tigre, que es recitado por El viejo, repitiendo la vieja consecutivamente lo que él va diciendo. Esta parte de la representación consiste en repartir las partes del tigre con chistes y críticas humorísticas a las autoridades locales, asistentes, dueños de la casa, personajes que existieron y que han prevalecido en el reparto desde los inicios de la danza.

La danza se ejecuta en distintas ocasiones durante el transcurso de las fiestas titulares en honor al Señor de la Caridad y la Santa Cruz. Todos los personajes son representados por hombres, quienes se disfrazan de acuerdo con el papel que protagonizan; también utilizan como complemento de su atavío, máscaras de madera. La danza concluye con el descuartizamiento del tigre, acompañado de críticas humorísticas dirigidas a personas del pueblo.

El reparto de carnes causa la risa de unos y el malestar de otros, debido a las críticas mordaces y jocosas propias del ingenio de nuestro pueblo. Unas estrofas del reparto se recitan así:

Lo de adelante para el Comandante,
lo de atrás para el Juez de Paz,
la cabeza para la Teresa,
la degolladura para el señor Cura,
los riñones para los mirones.

Historia y origen

Señor de la Caridad

La familia Yúdice, una familia española y encomendera, era propietaria de la hacienda Escuintla, que se ubica al suroeste y en la jurisdicción de la ciudad de Zacatecoluca; donde indígenas y ladinos de la región trabajaban las tierras.

Alrededor de 1821-1850, la familia Yúdice se vio obligada a volver a su tierra natal, debido a la independencia criolla y creer que perderían sus propiedades en estas colonias, por ello, decidieron dejar un recuerdo y obsequiaron la imagen Señor de la Caridad a los habitantes de San Juan Nonualco, como muestra de agradecimiento porque era un pueblo muy trabajador y honrados.

Por este motivo, en San Juan Nonualco se le considera al Señor de la Caridad (Jesús bajo la advocación de la Caridad) como un copatrono de la ciudad y se celebra en una de las fiestas mayores denominada como titulares.

El tigre y el venado

Un día, un matrimonio que se dedicaba a la caza, con el propósito de conseguir una presa para el sustento, se internó en la selva que no estaba muy distante del pueblo, les acompañaba una manada de perros; en aquel tiempo, en la selva abundaban los venados, tepezcuintles, mapaches y otras especies de animales de caza; y depredadores como el tigre[1]Históricamente los tigres son animales que no existieron en América, solo en otros continentes como Europa y Asia y África pero no en América, aquí hubo Jaguares, Ocelote o tigrillo, pumas y … Continue reading .

Mientras la pareja estaba de cacería, de improviso apareció un feroz tigre; el cazador y su mujer no tuvieron más tiempo que subir a un árbol. En ese momento aflictivo, imploró a la imagen de Jesús de la Caridad, que ya se veneraba en el pueblo; y en el peor momento del acecho por parte del tigre hacía los cazadores, apareció un venado y así es que el tigre deja de acecharlos, se distrae acechando al venado, es cuando la pareja se le da la oportunidad y se dispone a cazar al tigre.

En gratitud a ese milagro, en la festividad siguiente, el matrimonio dispuso escenificar esta aventura y con máscaras talladas en madera y con la cooperación de familiares, se disfrazaron de tigre, venado, el viejo, la vieja y los perritos.

Esta representación pasó a convertirse en tradición; en la actualidad se presenta en las fiestas del mes de mayo, con algunas modalidades jocosas, pues reparten el tigre y el descuartice lo hacen otras personas de la localidad.

En la actualidad la imagen del crucifijo se encuentra en el interior del santuario homónimo, ubicado en el barrio El Calvario.

Ubicación del Templo Señor de la Caridad

Dirección: B.° El Calvario, San Juan Nonualco, La Paz, El Salvador.

Referencias

Referencias
1 Históricamente los tigres son animales que no existieron en América, solo en otros continentes como Europa y Asia y África pero no en América, aquí hubo Jaguares, Ocelote o tigrillo, pumas y linces. Si al caso llegaron a existir aquí es porque el colono los hizo traer para tenerlos en estas regiones

Total
3
Shares
Previous Article

Zacatecoluca