Las Peleas de Toros de San Juan Nonualco

Las Peleas de Toros de Jueves de Ascensión, es una tradición del municipio de San Juan Nonualco, El Salvador, que se realiza cada año el Jueves de Ascensión como su nombre lo indica. Los toros son estructuras elaboradas a base de madera, bambú, cuero o lona; que son cargados en hombros por los peleadores, quienes se enfrentan cuerpo a cuerpo y a cornada limpia, ante la mirada y el apoyo de los pobladores, el primer toro en tocar el suelo, es el que pierde.

¿Quienes participan en las peleas?

Los participantes son seis y cada uno representa a su respectivo barrio, que son: B.º El Centro, El Calvario, Concepción, Santa Rita, San José y San Antonio; para ello cada barrio realiza una competencia interna, para definir la persona que representará y peleará ante los demás barrios.

¿Cómo se celebra esta tradición?

Los pobladores sanjuanenses se organizan con anticipación y adornan las ermitas con flores y artísticos altares. Se congregan en la noche para rezar solemnemente el Santo Rosario, luego del rezo, se inician las peleas de toros, introduciéndose a este (toro) un joven, el más fuerte del barrio, disponiéndose a entrar en la pelea, si sale victorioso se traslada a otro barrio a buscar a otro adversario, entablando otra pelea…, el toro que queda en pie, después de pelear con todos los de las ermitas, resulta triunfador; la festividad concluye con la realización de baile popular, que es organizado por barrio.

¿Cuál es el origen y la historia?

Esta tradición data de tiempos inmemorables, en donde se celebra el hecho ocurrido de Isidro Labrador, quien se dedicaba a la agricultura para lograr obtener el sustento para su familia. Cuentan que este personaje, un Jueves de Ascensión, en que se conmemoraba la subida de cristo al cielo, según narran las sagradas escrituras: «Y los sacó fuera hasta frente a Betania y, alzando sus manos, los bendijo. Mientras los bendecía, se separó de ellos y fue elevado hacia el cielo. Ellos lo adoraron y se volvieron a Jerusalén con gran gozo. Y estaban constantemente en el Templo, alabando y bendiciendo a Dios». (Lucas 24:50-53).

San Isidro, como es de costumbre, se disponía a labrar la tierra, cuando arriba a los bueyes para arar, oyó que uno de ellos le hablo diciéndole: «Isidro, hoy no trabajaremos, mañana si…,» más el insistió dos veces más y escucho la misma respuesta, cayó en tierra pidiendo perdón a Dios por no haber guardado tan significativo día.

Variante de las Peleas de Toros

La Casa de la Cultura de dicha ciudad, con el fin preservar esta tradición, organizó el torneo de las peleas de toros, que retoma una de misma regla del primero que caiga pierde, su terreno de juego que consiste en un círculo y de igual manera si sale de este, resultará perdedor. Se realiza cada año por la tarde (antes de los rezos en las ermitas) en el Estado Municipal Neo Pipil.

Finalidad de la tradición

La tradición oral mantenida por generaciones cuenta que, en San Juan Nonualco, tiene como fin conmemorar con toda solemnidad la Ascensión de Jesús, 40 días después del Domingo de Resurrección.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article

Beato Fray Cosme Spessotto, Viñador y Mártir